Facebook reconoció este jueves que una nueva investigación encontró 'inicios de sesión adicionales con contraseñas de Instagram almacenados en un formato legible'.

En marzo de este año el gigante de las redes sociales ya había admitido el almacenamiento en sus servidores internos contraseñas de inicio de sesión de cientos de millones de usuarios sin encriptar.

La compañía informó, también, que se pondrá en contacto con las cuentas de Instagram que resultaron afectadas por esta grave falla de seguridad.

Fuente: Nexofin >> lea el artículo original