<strong><a href=Garavano defendió el proyecto (Archivo).
' border='1' height='200' src='http://static.elcomercial.com.ar/images/garavanosobremenoresimputabilidad.gif' width='300' />Garavano defendió el proyecto (Archivo).
Sigue la polémica por el proyecto del gobierno para bajar la edad de imputabilidad a 15 años.



El Gobierno defendió el proyecto de ley del nuevo régimen penal juvenil, que busca bajar a los 15 años la edad de imputabilidad penal de los menores sólo en delitos graves.

En tanto, siguen los cuestionamientos de una parte de la oposición y de la Iglesia.

'Quince años es un punto de consenso y está basado fuertemente en la estadística.
A partir de los 15 años, un joven comprende la criminalidad de sus actos y debe responder con un régimen especial', el ministro de Justicia, Germán Garavano a La Nación.

El funcionario explicó que, basado en datos estadísticos, es a esa edad que los jóvenes comienzan a 'cometer sobre todo aquellos hechos más brutales, que son los que van a hacer que a partir de los 15 años uno sea penalmente responsable'.

Según detalló Garavano, en ese listado están incluidos 'las violaciones, algunos homicidios, algunos hechos realmente graves, que por suerte todavía no son muchos, con penas mayores a los 15 años de prisión'.

Ayer, varios religiosos y curas villeros, encabezados por el padre José María Di Paola, se sumaron a las críticas que recibió la propuesta.

'Pensar la baja de la edad de punibilidad como respuesta a la seguridad ciudadana, al margen del contexto social, es demagogia punitiva', advirtió la Comisión de los Derechos Humanos por la Inclusión, constituida el año pasado por el padre Pepe y otros sacerdotes, religiosas y laicos que trabajan en barrios vulnerables.
Evitando la confrontación, Garavano comparó la legislación actual con el resto de los países de la región.






(Fuente: La Voz del Interior)

Fuente: El Comercial >> lea el artículo original