'Se trata de una zona con cota muy baja, donde se han descontrolado las construcciones; se impone la presencia municipal y provincial para la limpieza de los zanjones, los canales, el funcionamiento correcto de las bombas', contextualizó el legislador comunal, poco después de calzarse una desmalezadora para integrar el grupo de trabajo que llevó a esa parte de la ciudad, en respuesta a vecinos que lo convocaron, preocupados por el avance de las aguas.
'Es muy importante el control de las construcciones nuevas, ampliaciones edilicias y todo lo que se hace para taponar los riachos en busca de más tierra para construir', precisó
'La Provincia tiene que tomar una decisión política de trabajar en conjunto con el Municipio para encarar la tarea catastral, determinando los terrenos existentes, las edificaciones que avanzaron en forma descontrolada, y también sin la debida autorización, las construcciones en zonas con cotas muy bajas', amplió Olivera.
'Es muy llamativo como se avanzó sobre la Laguna de los Indios, porque la gente construye sobre el espejo de agua, para lo cual lógicamente previamente hace todo un trabajo para ganarle metros a la laguna con tierra', referenció.
'Como hay muchos espejos de agua, y no todos los vecinos tienen la misma capacidad para cubrir con tierra, surgen las filtraciones, que terminan afectando a otra gente.
Se rellena nomas, no hay controles', se quejó.
'En todo esto considero muy importante el apoyo de la Policía en el cumplimiento de las ordenanzas; además se impone la instalación de otra bomba, porque el barrio ha crecido muchísimo, y la actual estructura resulta insuficiente', detalló.

Fuente: Cuarto Poder Diario >> lea el artículo original